Espacios infantiles en casa

Encontrar el equilibrio en el diseño interior de nuestro hogar, y lograr crear espacios funcionales para nuestros hijos no tiene por qué ser una tarea difícil. A continuación, te contamos algunos tips que de seguro te serán de gran ayuda. Es de vital importancia tomar en cuenta la seguridad de nuestros hijos, por eso es mucho mejor que pongamos todo lo que necesitara a su alcance para que no tenga que subirse a ninguna superficie, también puedes poner pisos de goma, en el mercado existe gran variedad de ellos, algunos interactivos, estos hacen seguro el suelo donde jugará tu hijo y de seguro se verá muy bien.

Teniendo esto claro, ¡Comencemos!

 

  1. Rincón de tareas divertidas.

Crea un lugar donde puedas ayudar a tu hijo con las tareas del colegio y donde tengas la certeza que realmente está concentrado. Ideal que este espacio esté fuera de la habitación para evitar distracciones que desvíen su atención. Debe ser un lugar muy bien iluminado con luz natural y artificial, si es posible cerca de una ventana. Un consejo útil es utilizar una mesa y silla para niños, de esta manera se sentirá más cómodo y podrá realizar mejor sus labores escolares.

  1. Despierta su creatividad

A los niños les encanta experimentar con los colores y por eso, el dibujo es tan importante en edades tempranas. Deja a la vista los materiales necesarios y motiva su curiosidad por jugar con la pintura (siempre con cuidado, no queremos que ninguna alfombra o mueble salga herido).  

Un rollo para colorear puede ser un compañero muy util para que se pasen horas sacando su vena más creativa. Si a tus hijos no les convence eso de sentarse en una mesa y quedarse quietos, puedes colocar el rollo de papel directamente en el suelo, un sitio en que sabemos bien que a los más pequeños les encanta estar, e incluso colgarlo de pared. ¡Seguro que les parece muy interesante! 

Si tu estilo es un poco más clásico puedes optar por los tableros, de crayón o marcador, estos siempre serán herramientas que le permitirán a tu hijo dejar volar su imaginación. No solo son un juguete ideal para niños de varias edades, sino también para ti. Ellos pintan y tú tomas notas.

  1. Hora de lectura

La lectura suele ser una tarea difícil para varios niño s, pero si el espacio que asignas para esta actividad es el adecuado, la hora de lectura será mucho más divertida. Un puf de forma original, pocos distractores y colores pasivos, crearán un ambiente ideal para hacer esta labor.

Solo necesitas unos cuantos textiles para convertir una esquina en un espacio donde tu pequeño pueda evadirse del mundo real y viajar a un lugar reconfortante hecho a su medida. Puede convertirse en su base secreta, la máquina del tiempo, un portal para viajar entre mundos…En su imaginación está el límite.  

Puedes añadir algunos libros y una luz de lectura segura para niños, o una linterna para viajes imaginarios en la oscuridad de la noche. Usa textiles para que el rincón sea más cómodo, cojines grandes para que se tumbe y un dosel para que sea más acogedor. 

  1. Rincón de juegos y almacenaje

Estas áreas se caracterizan por tener todo lo necesario para el entretenimiento del niño, desde juguetes, libros, colores, pinturas, mesas, sillas, organizadores y todo para que el solo pueda tomar todas las cosas que necesita además de que así el podrá aprender a juntar todo lo que ya no use poco a poco. Es muy importante lo visual, ya que los niños de pequeños son muy visuales y les llaman más la atención los objetos coloridos, por eso a este espacio que crees añade cuantos detalles puedas y también colores llamativos, ya sea en juguetes, complementos o en la decoración, se verá precioso y a tu hijo le encantará.

Es muy común ver por toda la casa algún muñeco extraviado, o un carrito de pilas bajo el sofá. Si este es tu caso, debes tener en cuenta que la mejor forma de enseñarle a tus hijos a ser organizados con sus objetos personales, y a la vez permitirles tener sus juguetes a la mano, es una cajonera de fácil acceso. Existen varias con compartimentos y superficies en colores que, además de ser divertidas, les permitirán mantener todo en un mismo lugar. Crea un rincón ideal para guardar sus juguetes y despreocúpate por el desorden.

  1. Espacio para los dos. Tú y ellos en el mismo lugar.

Hemos escuchado muchas veces que el ejemplo empieza desde casa, y esto aplica absolutamente para todo. Los niños tienen una capacidad de absorción increíble, todo lo que ven que hacen sus padres lo quieren copiar y generalmente, les gusta ser incluidos en las actividades de adultos como trabajar, arreglar el carro, cocinar y a veces inclusive limpiar. Compartir el espacio de trabajo con ellos será ideal para motivarlos pues juntos podrán realizar tareas, trabajos y compartir momentos únicos.

Crear rincones infantiles es una gran idea para incentivar su creatividad, fomentar hábitos y compartir con tus pequeños de una forma divertida. Anímate y vive al máximo las mejores aventuras junto a ellos.

¡Fomenta la diversión y el aprendizaje tanto fuera como dentro de casa!