Consejos para trabajar en casa durante la cuarentena.

El brote de COVID-19 ha causado que aproximadamente 900 millones de personas en todo el mundo permanezcan en sus hogares. Si bien la pandemia de COVID-19 ha traído una ola de tristeza, incertidumbre e interrupción, queremos recordarte que, aunque tenemos poco control de esta situación, todos tenemos el control total de nuestra respuesta y de nuestro tiempo. En respuesta a esto, hemos creado una amplia lista de consejos y recursos que pueden ayudarte a encontrar un equilibrio, restaurar tu confianza y activar tu imaginación.

Para comenzar: algunos consejos generales

Sigue las pautas oficiales: además de los consejos útiles de este artículo, es importante seguir los consejos de las organizaciones centrales involucradas en la respuesta global a COVID-19. Lee los últimos consejos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de las autoridades locales de salud pública.

Limita tus noticias: es importante mantenerse actualizado sobre los últimos desarrollos de fuentes acreditadas. Sin embargo, el monitoreo constante de las noticias y las redes sociales no solo interrumpirá el flujo de trabajo, sino que aumentará innecesariamente la ansiedad. Durante las horas de trabajo, nuestro consejo es evitarlos por completo.

Mantén una rutina: incluso cuando se trabaja desde casa, una rutina diaria es importante para mantener la productividad, salud mental y felicidad. Mantente conectado y se una influencia de tranquilidad: es natural que las personas se preocupen o se sientan ansiosas durante un momento de tanta inquietud.

¡El tiempo fuera de la oficina puede ser una gran oportunidad positiva! Ya que te permite adoptar nuevas habilidades, hábitos y conocimientos. Al mantenerte en contacto con amigos y familiares, hazlo con el mismo espíritu de positividad y amabilidad.

Crea un equilibrio saludable entre vida y trabajo.

Establece un área de trabajo dedicada: Tomate el tiempo para configurar una oficina hogareña dedicada. Para mejorar la productividad, considera adquirir una pantalla grande, como un televisor, o si el presupuesto lo permite, dos monitores, para permitir un flujo de trabajo más fluido. Si parece que trabajarás desde tu casa durante más de unas pocas semanas, también considera invertir en un buen teclado y mouse multifunción. Se consciente también de la ergonomía, encuentra una silla cómoda con respaldo. Como parte de esto, intenta sostener tus pantallas a la altura de los ojos usando un soporte o libros. Lo más importante, asegúrate de configurar tu espacio en un área bien ventilada, que tenga acceso a la luz natural.

Vuelve a evaluar tus horas de trabajo: trabajar desde casa significa no tener que desplazarse mucho tiempo y no tener una hora de almuerzo estricta. Al examinar tu flujo de trabajo, es posible que puedas realizar tus tareas en 5 horas en lugar de las 8 horas tradicionales exigidas por las horas de oficina. Usa este “nuevo tiempo” como una oportunidad para aprender un nuevo software, estudiar un tema que beneficiará tu rendimiento.

Mitiga las distracciones: considera usar la Técnica Pomodoro dividiendo tu horario en bloques de trabajo intenso de 25 minutos, dividido por descansos de 5 minutos. Si te encuentras distraído con frecuencia por los teléfonos e Internet, coloca tu teléfono en modo avión / modo de suspensión y colócalo fuera de tu línea de visión.

Encuentra tu zen: seamos sinceros, todos hemos fantaseado con ser “esa” persona que medita todas las mañanas en preparación para el día difícil que se avecina, o practica yoga en la noche para marcar el final de un largo día. Cuando se trabaja desde casa, este punto de transición entre el trabajo y la vida es más importante que nunca. Echa un vistazo a las clases gratuitas de yoga y meditación en internet, diseñadas para aliviar el estrés y la ansiedad.

Mantente activo: según tu ubicación, es posible que no puedas salir de su casa para hacer ejercicio. Para abordar esto, existen varias aplicaciones de ejercicios en el hogar para usar durante el brote de COVID-19.

Desconectarse: la disciplina es importante cuando se trabaja desde casa. Si bien es vital mantener los niveles de productividad durante las horas de trabajo principales, es igualmente importante separarse del trabajo cuando sea necesario.

Alentamos a todos los diseñadores a hacer lo que hacemos mejor: enfrentar el futuro con optimismo y creatividad, y adaptarnos a la circunstancia actual para que cuando pase la pandemia de coronavirus, y lo que sucederá, salgamos listos para diseñar un futuro mejor.