Diseño de interiores para principiantes: Lo que debes saber.

¿Te sientes aturdido o no te gustan los espacios en los que vives y te rodean? ¿Confundido con el qué pega con qué? ¿No sabes mucho sobre tendencias en decoración? Las opciones son muchas y es complicado hacerse una idea organizada. ¿Por dónde empezar? ¿Qué color elegir? ¿Qué mobiliario es el más adecuado? Hemos pensado en algunos consejos que quizá te puedan ser útiles y así logres encontrar cómo darle a tu hogar un estilo más personal.

1.Identifica tus necesidades.

Cuando te planteas re diseñar tu vivienda lo más importante es que te tomes algo de tiempo en pensar qué es lo que necesitas. Si lo haces, ten por seguro que sacarás el máximo partido del espacio con el que cuentas. Está claro que no es el mismo el diseño de interior para un apartamento en el que va a vivir una sola persona que el de una familia con 4 hijos, o con mascotas. Imaginemos que te gusta el ciclismo. Necesitarás pensar en un espacio para las bicicletas de manera cómoda y, por qué no, decorativa.

Aquellos que tienen mascota en casa deben pensar con cuidado una serie de elementos, sobre todo en el caso del sofá, en colores oscuros y con fundas fáciles de quitar para poder lavarlas. ¿Y los que trabajan en casa? Pues deberán encontrar un rincón de trabajo cómodo y funcional. Pensar bien en lo aparentemente obvio, que va contigo y aquello con lo que te sentirás cómodo. Esto te evitará muchos dolores de cabeza.

2.Distribuye con armonía.

Haz un plano de las distintas habitaciones de tu casa para poder estudiar la disposición del mobiliario. Marca los elementos estructurales, como columnas, armarios empotrados, desniveles y puertas, y toma las medidas correctamente. Indica sobre todo la orientación de la apertura de las puertas, tanto las de paso como las de los armarios. Define la distribución a través de muebles y objetos teniendo muy en cuenta los espacios necesarios de circulación.

3.Diseña con funcionalidad.

Pocos disponen de los metros que les gustaría. A todos nos toca agudizar la imaginación para sacar el máximo partido del espacio. En primer lugar, utiliza mobiliario multifuncional: sofá camas, mesas nido, mesas de comedor extensibles, camas nido, sillas apilables, etc. No olvides pensar en vertical. Generalmente la capacidad que ofrecen las paredes de casa suele desaprovecharse. Piensa en mobiliario que explote los metros en vertical. Las estanterías o librerías que prácticamente llegan hasta el techo son una clara opción para almacenar con orden todo aquello que acumulamos en nuestros hogares.

La elección de los muebles principales son una parte fundamental del diseño (sofá, cama, mesa de comedor, sillas, etc.) necesitan especial atención ya que son piezas en las que invertimos una cantidad de dinero importante. Asegúrate de tomar las medidas correctamente y ten en cuenta la apertura de las puertas y armarios para evitarte un estrés futuro. Acuérdate siempre de dejar el espacio adecuado para poder circular con comodidad, este punto es clave para lograr que tus espacios sean funcionales. En cualquier habitación deberíamos tener un elemento protagonista y focal del que gira el resto del diseño y decoración: una gran alfombra, tu sillón o poltrona favorita, un espejo antiguo o un mueble especial.

¿Qué colores debo utilizar? Tanto para pintar las paredes como para los complementos, el tema del color es uno de los más importantes. Dependiendo del espacio trata de irte por una gama de colores u otra. En general, debes saber que los cálidos te proporcionarán un ambiente acogedor. La gama de los verdes y azules, a pesar de considerarse colores fríos, tienden relajar. Los más claros aportan luminosidad, ya que reflejan la luz natural y multiplican la sensación de amplitud.

Existe una regla sencilla para coordinar colores, conocida como el método 60-30-10, que nos indica en qué proporciones debemos utilizar el color. Elige tres con los que puedes empezar a decorar: uno neutro que aplicarás en el 60% del espacio, otro que forme parte de tu gama favorita, y que usarás para el 30%; y uno llamativo para el 10% restante.

Otra opción para darle vida a tus espacios es decorar con telas. De hecho, son el gran aliado para decorar con coherencia y estilo. Este es el penúltimo paso para una casa casa totalmente re diseñada. En cuanto tengas el estilo definido, los colores elegidos y las piezas principales en su sitio, podrás empezar con las telas para vestir las ventanas, piezas tapizadas y complementos textiles. Asegúrate que los colores combinen entre sí y con el resto de la decoración.

Añadir detalles que marquen la diferencia es clave. Velas, jarrones, cuadros, espejos, fotografías, flores, cajas, etc., también jugarán un papel importante en el resultado final y por ultimo ¡no olvides divertirte! El diseño de interior no debe ser un tema aburrido. Juega con los colores, texturas y acabados, busca plasmar en los espacios tu estilo personal. Los elementos no esperados crearan sin duda alguna un choque visual que tus invitados seguro recordaran siempre.